“…SiII vergüenza te daaaaa!! llevar a un indio en tu interior qué vas a hacer? ¡¡ahórcate!! …” 

¡Tremenda letra! Pensé mientras escuchaba esta canción de ECOSIDIO.  

 Así es, si hablamos de Rock contestatario y al hueso, que se atreve a cantar lo que muchos callan o se incomodan en escuchar, encontramos en esta banda legendaria de Talcahuano y de la Octava región un estandarte de batalla lírica – social. Además, esta lucha lírica no es algo pasajero o moda, Ecosidio lleva disparando Rock y Chuchadas por décadas y sin tapujos, duela a quien le duela. Pues bien, tengo el privilegio de poder entrevistarlos acá en Rock y Metal en Chile así que acomódate (o en realidad lo contrario) y puño en alto prepara las neuronas para leer lo que conversamos con Rodrigo Neira Sanchez, su Vocalista/ Bajista. 

-Se sigue en la Lucha- por Nachoburner.

Hola Rodrigo, desde los abismos literatos y pensantes de Rock y Metal en Chile te extendemos un gran saludo. 

 (Amigos Lectores ¿Cómo sonó eso?, No le cuenten a nadie, pero la verdad siento que debo adornar un poco esto solo al principio porque lo que se nos viene no dejará títere con cabeza, se los doy firmado) 

Antes de entrar de lleno con la entrevista en sí, ¿Nos puedes contar cómo está cada uno de ustedes con la contingencia sanitaria y social y en que está la banda en estos momentos? 

Rodrigo: Se lee potente eso de abismos literatos y pensantes. Wow!! ¿En que me metí? Jajaja!! (Espero estar a la profundidad adecuada) Se recibe y se devuelve ese saludo. Newen!! 

Bueno, este apocalipsis sociosanitario ha sido como un periodo de siembra y escuela para la banda.
Ninguno de los tres, a la fecha, se ha visto sometido a la contingencia viral, pero nuestro entorno directo, obviamente, ha sido furiosamente alterado. ¿Y era que no? Como a cualquiera que ahora pueda estar leyendo. Pero estamos acá, en nuestro territorio, y siendo honestos, hemos podido forjar nuevos rumbos creativos, no solo musical y líricamente, sino que también de modo muy personal.  Una especie de camino del alma para ir descubriendo de que realmente estamos hechos.  

¿Qué somos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde pertenecemos? Ahora es cuando. 

Comprenderás que para una banda con más de 30 años en el cuerpo, repetirse y “autotributarse“, puede ser una tentación muy seductora y de seguro un buen negocio. Pero no camarada. El claustro forzado, la rabia contenida, la pelea en las calles, el planeta, no merecen una repetición de nosotros mismos. Así lo sentimos. Todo ha comenzado de nuevo. Todo debe iniciarse de nuevo. Y debemos aprender a sembrar nuevas realidades, musicales, cotidianas y globales. Así que nos pillaste viviendo otra vida compañero. O mejor dicho, más vivos que antes. El dolor, la certeza del cambio inminente, la incertidumbre y la fragilidad del tiempo, obligan a movilizarse. Se acabaron los años. Ahora se vive más breve. Así que hay que aprovechar todo el tiempo que tengamos. 

Ecosidio sigue, y a pie firme. 

Nachoburner: Creo que siempre se ha sentido a la banda activa en lo musical y en lo social a través de los años, es decir, “A pie Firme” como nos comentabas. 

Por esta razón, y para los rockeros que no han hecho la tarea y no han escuchado mucho a la banda. Debo contarles que es un deber de todo Rockero – Punk – Thrasher saberse algunos coros de ECOSIDIO, o poder tararear algunos de sus temas.  (“Manual del Thrasher Chorero”- Capítulo 13, art.12 jeje) 

Dicho esto, quiero consultarte Rodrigo acerca de -EL himno- o uno de los grandes clásicos de la banda, “KKHuano“.  ¿Cómo ha cambiado Talcahuano desde las épocas que vieron nacer a esta canción, hasta ahora? Y si ha cambiado mucho, ¿Lo ha hecho para bien o para mal? 

*(Fotografía Aérea de Canal el Morro en 
Talcahuano a fines de los 80).

Rodrigo: El cambio ha sido brutal en positivo, a mediados de los 80s Talcahuano era una de las urbes más contaminadas del planeta, oficialmente certificado, como para que dimensiones el nivel de barbarie y brutalidad industrial al que se llegó en el trato a nuestra bahía: literalmente, no había vida.

**(Google Earth, Talcahuano 2020)

Y hoy, gracias a la visibilización y “limpieza” que significó el tsunami del 2010; sumado a la lucha legal y callejera que por décadas han dado grupos autoconvocados de habitantes, asambleas territoriales y coordinadoras ambientales, nuestro puerto luce una cara mucho más sana; hay mucho trabajo aún por hacer pero desde que escribimos KKhuano en 1988 hasta hoy, Tralkahueñu ha vuelto a surgir como un territorio vivo.  “Y nos encargaremos de hacerlo notar.”

Porque la identificación territorial y la búsqueda de una raíz común, como te comentaba al principio, son parte de los ejes que nos mueven en este nuevo proceso creativo.  Escarbar en la historia viva de estas tierras, mares, ríos y personas, sentimos que nos llevará a un conocimiento que traerá reconciliación y equilibrio con nuestro medio ambiente a nivel urbano, social y geográfico. Y eso buscamos hacer sonar. Desde KKHuano el 88, pasando por Ciudad [email protected] el 2007, este 2020 es el Territorio Vivo quien nos reclama. 

Somos Ecosidio. Somos de Talcahuano. Y tocamos Rock n Core!  

Válido para todas las comunas de este país que actualmente son zonas de sacrificio medio ambiental:  Organización, compromiso y pelea constante. No hay de otra. Tu territorio te necesita. Actúa. Eso es el Rock para nosotros. Acción y reacción. Nada de poner mejilla. De frente. Con todo. 

Nachoburner “Yo recuerdo incluso que hubo polémica por esos años con políticos  por esta canción y el estado medioambiental de la ciudad.” 

Rodrigo: Así fue, fuimos sistemáticamente omitidos en festivales auspiciados por municipalidades y gobiernos regionales, no les gustaban nuestras letras Jajaja, pescábamos los micrófonos y gritamos con todo. De hecho, en la canción KKHUANO al medio gritábamos “Cuídate Leo que estamos aquí!” En directa alusión a “Leocan Portus”, alcalde fatal de la época. 

Nachoburner: 

Más de algún lector relativamente jóven puede pensar “Pero solo gritaban consignas y cantaban rebeldía, hay hartas bandas que hacen eso”. Pues bien, en esos años no era para nada fácil. Rodrigo, ¿Les puedes contextualizar un poco lo que significaba gritarle a los políticos y empresarios en esos años? 

Rodrigo: La policía y su brutalidad siempre han estado al servicio de “nuestra” elite, y esta elite, en los años ochenta, gobernaba de manera obscena y sin el menor tapujo los destinos de este país, imposible obviar cuando degollaron a 4 profesores o cuando quemaron vivos a 2 adolescentes. Imagínate lo chocante que era para un pendejo de 16 a 17 años de edad, que intenta iniciar un camino en el rock n roll, tener que lidiar, sí o sí, con esa realidad tan brutal y casi normalizada. Aunque a larga, no se trata de más o menos suciedad policiaca o de cuando era más sucio su actuar, si antes o después. Cada generación ha recibido su dosis de abuso por el mismo sistema, así que cada unx deberá actuar en consecuencia.  

Para nosotros el AHORA manda. Ahora es cuando. 

Pero si volvemos un poco el tiempo atrás, hacer música en aquella época no era nada de fácil: la música por sí misma era “escandalosa”, “puro grito” como decían las viejas, y que más encima echaba pericos contra el régimen establecido, olvídate, era sinónimo de dificultades de todo tipo: desde un veto permanente a cualquier evento fiscal hasta un par de encontrones bien literales con la autoridad de la época. Jaja!! Fue bacán. Pero eso ya “era”, fue, y cada cual debe hacer con su experiencia lo que estime conveniente. Ecosidio, de alguna manera semiconsciente, en pos de mejorar las condiciones socioculturales que nos rodeaban, elegimos el Punk, el Rock, el Metal, el Hardcore y todo lo que sonara a rabia, para definir una ruta bella pero sin retorno: El compromiso social a través de la música. 

Nachoburner: 

Cambiemos de tema, y vamos a lo estrictamente musical por un momento. Nos puedes contar detalles acerca del álbum “En la ruta del que no se rinde” que aún está fresquito y que sacaron en Vinilo por sus treinta años.  

Rodrigo: “En la ruta del que no se Rinde” fue un trabajo largo, intenso, bello y sobre todo necesario, sentíamos que para avanzar en lo sonoro debíamos cerrar una deuda sonora con nosotros mismos, así que, auspiciados por gentilezas varias, grabamos, a un nivel bien alto, tecnológicamente hablando, 21 temas que abarcan canciones compuestas entre 1988 y 1994. Se plasmó una especie de soudtrack de nuestros primeros años como banda en un resumen que es una amalgama de lo que fuimos, somos y seremos.  Y quedó sonando un cañonazo. Se los recomiendo como un buen libro para la biblioteca familiar. Quedó bien transversal, para un amplio espectro de gustos sonoros y etarios. 

Lo sacamos en Formato CD y Vinilo, un lujito para oídos alternativos e inquietos. Lo grabamos en Estudios Artefacto Music en Concepción, con Pancho Medina como ingeniero de sonido y masterizado por Jack Endino en Seattle, EEUU. 

 

La  ilustración y el Diseño Gráfico estuvieron a cargo del profesor Pipe Oliva (Abrazo para todos los que estuvieron ahí) Quedó re bueno. Ahora está liberado en Spotify. 

Nachoburner: 

Supe además que por estos días han estado trabajando en algo muy potente, nos puedes dar la primicia acá en Rock y Metal en Chile? 

Rodrigo: Así es compa. Estamos en proceso de grabar sesiones en directo en el estudio buscando un sonido más crudo, más en vivo, con más tripa que matemáticas, lo más expresivo posible. Parte del proceso natural del cambio interno que al principio te mencionaba. En lo concreto, a mediados de Octubre, enviaremos una canción de los vecinos de Machuca para un compilado sobre su trayectoria a una productora santiaguina, donde registramos una interpretación bastante libre del tema Tierra y Sangre. Salió del alma y quedó bien brutal, por eso se las enviaremos llenos de compromiso y newen 

Por otro lado, a finales de mes, estaremos en un show on line llamado Fredy Not Dead, que es un festival conmemorativo organizado por compas de Temuco. 

 Y finalmente, lo que nos tiene más motivados y ocupados, es el desarrollo de nuestro nuevo material, será absolutamente conceptual y de descubrimiento sobre lo pagano de este territorio, por ello se llamará “Territorio Vivo”, es un viaje que apelará al encuentro de las raíces culturales de nuestro entorno. Un camino e invitación a Descolonizarse de manera definitiva. 

Nachoburner: 

Excelentes primicias, recuerden estimados lectores que lo leyeron con nosotros primero \m/. Sigamos con la lucha, vámonos otra vez a la contingencia e imaginemos.  

Sales electo para ser un Constituyente, pero te dicen que todo lo que plantees debería ser con una canción de Ecosidio. Debes elegir dos canciones que representen algún cambio “Macro” que te gustaría hacer y dos canciones que te gustaría cantarle a algún personaje del congreso o la moneda. (Con todo sino pa qué!) 

Rodrigo: Wow!! Antes te comento que cada uno trabaja, desde su trinchera, para ayudar a construir el nuevo tejido social que demanda el futuro común. Autogestión y participación, todo el rato!! Participamos de asambleas barriales y medio ambientales y trabajamos en una olla común que entrega almuerzos cada sábado desde ya hace 4 meses, lo mínimo dada las circunstancias. 

 A ver, para generar cambio les dejo: La Ronda de los Animales, basada en la novela de George Orwell, la rebelión de la granja.

Y el tema Ciudad Tumb@, un llamado a salir de la burbuja tecnológica que nos envuelve y que fue escrita en torno a los discursos del Sub Comandante Marcos de Chiapas, México. 

Y para toda la ralea parlamentaria, sin distinción de colores les dedico: La Legítima Violencia y El Manto Rojo.

Nachoburner: 

Para ir terminando con esta entrevista me gustaría dejar este espacio para que te despidas de nuestros lectores y además les hables (Escribas) acerca de tu parecer y el de la banda con respecto al Plebiscito y su proceso. Desde nuestra trinchera les agradecemos por su tiempo para con nosotros y les deseamos los mayores de los éxitos. Seguramente cruzaremos nuestros caminos a futuro, pero definitivamente nos encontraremos en la ruta del que no se rinde, en donde fuimos, somos y seremos. 

Rodrigo: Gracias por el espacio, y en especial por visibilizar la música de este país y su trasfondo cultural. 

Ecosidio #Aprueba Con todo!! Hemos batallado décadas, literalmente, para terminar el legado de un asesino, estamos claros que es solo el inicio, pero ha quedado demostrado que la participación y la presión social, son las únicas herramientas de cambio real. La legítima violencia nos pertenece. Que el destino nos vuelva a reunir y les mantendremos al tanto de nuestro paso. Abrazo grande Ignacio. Newen y Sabiduría para Rock y Metal en Chile y todo su equipo.

El viento no respeta la forma de los árboles. 

Las raíces pierden el sentido de sus años. 

La música se desvía hacia la orilla del océano.  

Y tú vuelves a ofrecer tus cicatrices al viento. 

¡Vivo! Soy territorio vivo. 

  

¡Amulepe taiñ weichan!

Fanpage

Youtube